martes, 25 de enero de 2011

Desde el Mulalar

Francisco Mata. Secillamente "Chico Toño". "El Cantor de Margarita"

En El Valle del Espíritu Santo, al lado de la Patrona de Oriente y acompañado por su pueblo, se despidió de la vida terrena, a las 8 y 30 de la mañana del 24 de enero de 2011, a la edad de 78 años, nuestra máxima Gloria del Folklore Nacional, Francisco Antonio Mata, sencillamente “Chico Toño”, “El Cantor de Margarita”.

Después de tanto batallar como todo digno y buen margariteño, le tocó decirnos hasta luego, para reencontrase en los santos altares con los grandes del folklore venezolano y ofrendar su voz y su talento al Todopodedoroso.

Con la cadenciosa ondulación, los arpegios de la brisa marina, lleno de arena de playa y con el tenue resplandor crepuscular, nació en la Calle Cedeño, de Las Piedras de Juan Griego, el 24 de julio de 1932. Ese día, un querubín derramó lágrimas de amor por ves primera, ese día grande, un guaquerí nació para cantar.

Sus padres Alejandro Marcano Gómez y Blanca Rosa Mata, nieto de una matrona de San Sebastián, “Florencia Mata”, creció en un humilde hogar Juangrieguero, de niño trabajo bastante, vendedor de majarete y arepas. Con el sudor de su frente ayudó a echar pa’ lante a su madre y a su hogar, a muy corta edad se va a la Ciudad de El Tigre con su Madre y en la Mesa de Guanipa, limpia zapatos y vende agua, siempre con la mirada puesta en el futuro mejor.

A los 15 años, regresa a su Margarita amada, comienza a cantar por las calles del pueblo, ¡que voz!, ¡que melodía!, ¡que bonito canta!, decían los pobladores de Juan Griego y entonces debuta en un programa de cantantes aficionados en Radio Nueva Esparta. Desde ese momento, su voz es el eco en el mar y grito de un pueblo.

En la ciudad de Cantaura conoció a su fiel compañera Gloria Díaz, con quien formó una gran familia, Gloria es su esposa, su amiga, su apoyo incondicional y parte importante de sus éxitos.
Se dió a conocer al mundo, con su Conjunto Guaquerí, al lado de los músicos, Pedro Rosales Millán, Romulito Rivas, Daniel Marcano, Augusto Ramos y otros forjadores de la Música Margariteña. Luego forma Francisco Mata y sus Guaqueríes al lado del maestro Alberto “Beto” Valderrama Patiño, Chelías Villarroel, Rumulito Rivas y Ernesto Rodríguez, con quien también grabó sus grandes éxitos para beneplácito de todo el pueblo venezolano. En su momento, fue el cantante venezolano más cotizado por Disco Moda, donde de igual manera grabó con el maestro Cándido Herrera.

Fueron muchas las glorias, galardones, reconocimiento y homenajes en vida a Francisco Mata, pero como el decía “cada vez que me dan un premio, me dan un agasajo, recuerdo a mi madre, allí esta ella conmigo. La mejor fortuna que he podido lograr en mi vida, es el respeto de los demás” (colección, Margarita, su Música y sus Músicos). Hoy, en su última morada, dando fiel cumplimiento a su palabra, respetamos la decisión de no hacerle ni rendirle honores póstumos, prefirió irse a la paz celestial y vida eterna con su humildad y acompañado por su pueblo en un sencillo acto, pero con una profunda manifestación de pesar nacional.

Francisco Mata, seguirá siendo, Gloria del Folklore Nacional, Patrimonio Cultural Viviente (eterno) del Estado Nueva Esparta, Hijo Ilustre del Municipio Marcano, Orgullo Margariteño para el mundo, el mejor hijo, el buen esposo, el padre consejero y preocupado, el extraordinario amigo, el digno ejemplo y motivo de inspiración para las nuevas generaciones del canto Neoespartano, sencillamente es “Chico Toño”, el cantor de Margarita.



Hoy la voz de Francisco Mata, dice adiós a la Chipichipera, a La Galera, Al Tinajón de Mi Abuela, con su Belleza Seductora lo espera El Amor de Madre y dice También “Chico Toño”, Sal de Laito, Sal del Trillao, que me están esperando allá riba y me tengo que ir, ya tengo lista La Balandra Pesquera, me voy en el Bote por el Mar de la Virgen Bonita, a regalarle un Concierto de Música Margariteña a mi Diosito querido. ¡Que bueno Somos!...


Dalmirito Malaver
"La Culebrita de Oriente"



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada